Todas las grandes ideas en su tiempo fueron consideradas estúpidas, y quienes estuvieron detrás de ellas fueron ridiculizados por la gente al principio. Pero ellos sabían que su idea iba a ser muy lucrativa e iba a revolucionar el mundo de los negocios. Confiaron en su ingenio antes que en los paradigmas reinantes. Ejemplo de ello, mas allá de los ya citados hasta el hartazgo, son los relojes digitales.  Fueron considerados un experimento de Frikies en occidente en los sesenta, pero su inventor confío en que su invento cambiaría el mundo, lo vendió a los japoneses y revolucionó la relojería, lo mismo puede ocurrir contigo.

Internet misma fue considerada en su tiempo una estupidez de laboratorios, hoy día es un fenómeno sin precedentes. Nada mas comparable al Oráculo de Delfos de los antiguos. No importa lo bizarra que sea tu idea, lo importante es que no dañes a nadie y satisfagas alguna necesidad o problema del público. Muchos negocios estúpidos que revolucionaron el mundo sencillamente se limitaron a solucionar problemas puntuales que la gente tomaba a broma o los daba por perdidos, es tu reto identificar esas oportunidades para hacer negocios, y mas que para ser negocios: ser útil a los demás.

¿Cuáles fueron los negocios estúpidos que revolucionaron el mundo?

The Million Dollar Home Page:

La Página del Millón de Dólares, con una inversión inicial de menos de 50 euros. Un estudiante Británico llamado Alex Tew, urgido de dinero para costear su carrera, ideó una página en Internet que estaba conformada por un millón de Pixeles, los cuales se podían vender. Teniendo los compradores la opción de insertar en el Pixel comprado un anuncio, una suerte de Programa de Afiliados.  Alex no solamente costeo su educación, sino que llego a vender un millón de Pixeles y tener un millón de dólares.

Alex Tew no tenía alternativa, se endeudaba para estudiar o abandonaba, tuvo esta repentina idea y la tomó…

SantaMail:

Byron Reese tuvo la genial idea de hacerse pasar por Santa Claus y vender Cartas Personalizada para niños a un costo de 10 dólares cada una, con estampillas de Alaska y el Polo Norte para lucir aún mas autenticas, por medio de www.santamail.org. Byron, al principio de seguro pensó este negocio como un Hobby, pero no, resultó ser una empresa muy lucrativa lo que al principio parecía ser un chiste sacado de Los Simpson.

Satisfacer las fantasías de miles de niños y niñas hizo rico a Byron Reese, quien en el 2005 llego a facturar su primer millón de dólares. El no tenía muchas expectativas, pero dicho por el mismo, era un gran enamorado de la época mas bonita del año…

Doggles:

Este artículo es serio, prueba de ello que Roni y Ken Di Lullo, los pioneros tras la idea, se han vuelto millonarios vendiendo gafas para perros por Internet al principio, púes ya cuentan incluso con tiendas físicas.

Todo comenzó cuando ellos se dieron cuenta de que su perro, Midknight le afectaba la luz solar en exceso. En lo que se denominaría una suerte de momento de locura improvisaron unos lentes de sol para su perro, dado lo inusual de la escena, lanzaron una web donde salía Midknight modelando sus gafas, siendo un fenómeno viral que desencadenaría miles de solicitudes sobre las gafas para perros… Había nacido un nuevo negocio estúpido que revoluciono el mundo.

Los Doggles alcanzaron ingresos en el año 2012 por un total de 3 millones de dólares, apareciendo luego inclusive ediciones especiales para los gatos.

Lasermonks:

Históricamente los monjes siempre han innovado desde sus conventos, bien sea para su sustento o para facilitarse muchas tareas, ejemplo de ello es la contabilidad o los relojes. No ajenos a esta tradición, unos monjes estadounidenses decidieron un día buscar un medios de ingresos para el mantenimiento de su abadía y para realizar obras de caridad. El padre Bernard McCoy se percató de que las empresas vendían a un precio mas alto los cartuchos de tinta que las impresoras, dado que ganaban mas vendiendo constantemente tintas que impresoras; razón por la cual ideo un negocio alternativo a la estrategia de mercadeo de las grandes empresas.

La punta de lanza de este negocio fue una web de ecommerce con una atención al cliente mas humana y sensible, así como una estrategia de mercado que buscaba solventar un problema sumamente presente en el público: el costo de los cartuchos de tintas para impresoras. El primer año obtuvieron apenas 2000 dolares, no se dieron por vencidos y para el 2005 ya generaban ingresos por el orden de los 2.5 millones de dolares. Con todo esto cumplieron obviamente dos objetivos; generar ingresos para su sustento y para obras de caridad, y ayudar al prójimo a ahorrar mas…

AntennaBalls:

No, no es un chiste. Jason Walls se dispuso a vender por Internet adornos para antenas de carros, o mejor dicho: bolitas para adornar las antenas de los carros, y ahora es millonario gracias a esa irreverente ocurrencia.

Todo comenzó en 1998 cuando Walls tuvo la idea viendo un comercial. Al año siguiente de poner en práctica su idea, ya había ganado 1,15 millones de dolares.

En el 2006 facturaba alrededor de 500000 pelotas. Jason no tuvo miedo de llevar a cabo su idea, tú solo dedícate a crear sin prestar atención a tus detractores, el mercado dirá al final de que lado está…

Designer Diaper Bags:

Las madres por lo general llevan los pañales de sus hijos en pañaleras no muy bonitas o sino adaptan un bolso. Christie Rein, una madre de 34 años cansada de ese problema de imagen, decidió crear diseños mas chic de pañaleras y venderlas por Internet. Su empresa Diapees & Wipees, no ha parado de crecer desde que la fundo en el año 2004.

Lo que al principio parecía ser un disparate de una madre obstinada, resulto ser un lucrativo negocio que genera al año 180000 dolares.

Pet Rock:

Para cerrar con broche de oro. Si creías que habías visto todo en cuanto a negocios estúpidos que revolucionaron el mundo; te equivocas, hay que hacer mención especial a la Piedra Mascota.

Gary Dahl en 1975 durante una noche copas con los amigos; se le ocurrió al escucharlos quejarse de sus mascotas, la brillante idea de vender piedras como mascotas a un precio de 3,95 dólares, con un manual de cuidados para evitar que la piedra se muriera.

Pesé a lo locuaz de todo, llego a hacerse con 15 millones de dólares vendiendo piedras mascotas a personas, no sé, digamos que muy pragmáticas.

¿Cual puede ser mi negocio?

Cuidado con la improvisación que es la madre de todas las tonterías, por mas irreverente que sea un negocio, tiene que ser sumamente cuidado hasta el más mínimo detalle. Sino estas faltando el respeto a tu audiencia vendiendo improvisación, ellos siempre merecerán lo mejor de ti.

Si tus amigos, vecinos o familiares piensan que tu idea es descabellada; Animo! Internet te brinda la oportunidad de contactar con alrededor de 7000 millones de personas en cualquier momento y en cualquier lugar del mundo… Tan solo necesitas encontrar con un grupo de personas cuyas necesidades todavía no hayan sido satisfechas… Piénsatelo, si Gary Dahl hizo 15 millones de dólares sin Internet ¿Cuantos no puedes hacer tu?