Recuerdo la primera vez que escuché de WhatsApp, aunque me explicaron como funcionaba, yo no entendía y aun así lo descargué y dando tumbos aprendí a usarlo y al final de día ya era casi que un usuario nativo. Me asombró su facilidad y agilidad. Eso fue en el 2011, y jamás pensé que luego de allí despegaría esta App Mobile hasta cambiar las telecomunicaciones móviles, hasta el punto que hoy día es difícil imaginarse un día sin está App o pensar siquiera en no estar en al menos un grupo de WhatsApp.

Como todos los grandes inventos de la humanidad, hay un genio detrás de esta aplicación y cuya vida es un ejemplo fehaciente de que los sueños se hacen realidad y de que con empeño se puede llegar lejos. Conoce la historia del creador de WhatsApp! Jan Koum!

Jan Koum es todo un buen ejemplo de empresario 2.0 y un self-made-men tan común en la cultura americana. Jan Koum nació en Ucrania en 1976, en pleno apogeo del régimen comunista pero al igual que otros jóvenes que crecieron detrás de la cortina de hierro, siempre soñaba con un futuro mejor para él y su familia, tanto así que en 1992 decidió irse junto a su madre hasta Norteamérica donde, al igual que muchos otros, pudieron hacer realidad sus sueños no sin antes haber pasado todo tipo de penurias.

Jan Koum, el creador de WhatsApp no la tuvo fácil en ningún momento, llegando incluso a vivir en la indigencia junto a su madre, su padre por su lado no pudo migrar con ellos hasta Estados Unidos y murió en Ucrania en 1997, y 3 años más tardes moriría la madre de Jan.

Él comenzó trabajando como bedel, y poco a poco logró vivir en un diminuto apartamento y más tarde compro una computadora con la cual practicaba y así mismo conseguía manuales de informática. Jan era muy curioso y autodidacta, e ingreso a la Universidad Estatal de San Jose en 1994, estudios que abandonó al igual que gran cantidad de genios y empresarios.

En 1997, una vez que abandonó la universidad, consiguió trabajo en Yahoo, donde conoció a Brian Acton. Ambos se hicieron grandes amigos, y si hubo alguien además de Koum que tuvo peso en la creación de WhatsApp fue Brian Acton. Esta amistad es como muchas otras tantas del mundo de los negocios como la de Steve Jobs y Steve Wozniak. Brian y Jan abandonarían Yahoo 9 años más tarde y fueron tratando de ingresar en otras empresas, como Facebook,  donde fueron rechazados, pero no dejaron que eso les amedrentará.

Estando desempleado Jan, y luego de viajar por latinoamérica en un año sabático, tuvo una brillante idea debido a dos inconvenientes que encontró en su vida diaria: el primero fue ver lo incomodo que resultaba insertar la contraseña en Skype, y lo aburrido que podía resultar los teléfonos inteligentes ya que al comprarse un iPhone noto que no había diferencia entre la mensajería de texto entre este y un teléfono de pocos dólares sin siquiera cámara. Ante esas  dos circunstancias se le ocurrió la idea que cambio su vida y la de más de 1000 millones de personas…

WhatsApp creció incomparablemente pasando a generar 5000 dólares mensuales en el 2010 a valer 19 billones de dólares en el 2014 cuando fue vendida a Facebook, la misma empresa que rechazó en el pasado a Brian Acton y Jan Koum ¿Qué paradójica la vida no?

La vida de Jan Koum tiene muchas enseñanzas para todos, te invitamos a ir descubriendo una a una…

Lecciones Que Tienes Que Aprender De Jan Koum:

Jan Koum el creador de WhatsApp, nos sirve de ejemplo a todos los que queremos emprender un nuevo negocio por Internet y que esté sobre todo relacionado en el servicio al público. Su vida además de ser un ejemplo de alguien que cumplió el sueño Americano, resume varias claves para todo aquel que se lanza a negocios 2.0.

Empecemos por lo primero:

1.- Aprende de tu historia:

Además de su anécdota con el Skype y el iPhone, Jan Koum siempre recuerda como durante su infancia y juventud temprana, en aquella Ucrania comunista no había casi telecomunicaciones y mucho menos libertad de hablar, hacer apenas un chiste era un riesgo. De allí que él se esforzará en subsanar esas carencias y traumas que le acompañaron, brindarle a la gente lo que no tuvo: una herramienta de comunicaciones con apenas costo y totalmente segura.

2.- Busca soluciones:

Jan Koum no solo pensó en sí mismo, también pensó en los demás. El éxito de WhatsApp no se debe a un golpe de suerte, sino a que dio respuestas a distintas necesidades de comunicación y trabajo de las personas.

Según cuenta la leyenda, Jan una vez le contó a Brian como le encantaría que en las agendas de Smartphone tuviera al lado de cada usuario un “estado”, que se actualizará y que pudiera servir para saber dónde estaban, así como saber cómo si la otra personas estaba o no conectada y sí nuestros mensajes llegaban.

A partir de estas necesidades presentes en la comunicación por Smartphone, Jan Koum ideo WhatsApp.

3.- No renuncies a tus principios:

“No ads, no games, no gimmicks”

“Sin publicidad, sin juegos, sin trucos” es la premisa de WhatsApp. Sus creadores pudieron haberse dejado seducir por el crecimiento, y empezar a recargar la aplicación para intentar ganar más dinero, pero prefirieron atenerse a sus principios.

Esto se debe a que Jan Koum es una persona muy austera y sobria, quien según cuenta creció en un ambiente sin publicidad obviamente y que se mantiene de bajo perfil sin intromisiones en la vida pública. El transmitió su filosofía de vida a su trabajo y de allí a la aplicación.

De hecho, WhatsApp ha tenido distintos tipos de intenciones de compra-venta y de asociación o inversión, muchas de ellas rechazadas púes Jan Koum no estaba dispuesto a cambiar sus políticas.

4.- Sí caes, vuelve a levantarte:

¿Hace falta contar de nuevo las caídas que ha tenido Jan? Lo importante a resaltar es que cada vez que caía y por mas penurias que pasó, ello no te quite las ganas de seguir hacia adelante.

¿Qué más podemos aprender de Jan Koum?

Una última lección, y quizás la que haga más ruido: Jan Koum fue siempre un auto didacta, no terminó la universidad y aprendió informática gracias a manuales prestados y practicando con su computadora.

A el no solo le gustaba aprender, sino que puso en práctica lo que aprendió para ayudar a las personas a comunicarse mejor y así brindar soluciones a su vida. En sí, el secreto de su fortuna es que está fue el premio por sencillamente hacer el bien a su prójimo

El secreto de los grandes hombres negocios es que han sabido satisfacer las necesidades de la audiencia, no hay amuletos ni formulas mágicas.

Este genio una vez dijo en Twitter que “¡Haz una sola cosa y hazlo bien!” 

Misión cumplida…


Noticias Relacionadas