Antes de establecer la diferencia entre el Tráfico Orgánico y el Tráfico Pago, primero debemos tener claro cuál es el significado de Tráfico Web. De una forma sencilla, podemos definir el Tráfico Web, como la cantidad de personas que visitan nuestra página Web a través de sus computadoras o dispositivos móviles como celulares y tabletas.

Esta circulación de usuarios por páginas Web de nuestro dominio, es una variable medible que puede ser determinada gracias a herramientas que Google pone a disposición, que nos permite visualizar una serie de estadísticas de nuestra página Web. Conocer esta serie de datos, podría ser crucial y muy útil al momento de determinar qué tipo de Tráfico necesitamos en nuestra Web, lo cual nos llevaría a obtener mejores resultados.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ahora bien, ya conocido lo que es el Tráfico Web, se tiene que marcar la diferencia entre el Tráfico Orgánico y el Tráfico Pago. El Tráfico Orgánico es un tráfico gratuito que requiere de tiempo, empeño y dedicación, pues lleva consigo un trabajo minucioso de parte del SEO. Este, puede darse de manera natural a través de los diversos buscadores de la web como por ejemplo Google, Yahoo, Bing, entre otros o a través de las diversas redes sociales.

Su principal diferencia con respecto al Tráfico Pago, es que si bien es cierto que ofrece resultados inmediatos, también es cierto que este nos cuesta dinero. El Tráfico Pago es el resultado de la aplicación de diversas estrategias de marketing que requieren de una inversión de dinero, que va a depender de los resultados que deseamos obtener.

Entre los tipos de Tráfico Orgánico, podemos destacar dos tipos:

Tráfico Orgánico por Buscadores:

Como cualquier tipo de Tráfico Orgánico, es un tráfico gratuito que se da gracias a la búsqueda de un contenido específico por Internet. Este tipo de tráfico se logra gracias al trabajo del SEO, que busca a través de la aplicación de diversas estrategias, posicionarse en los primeros lugares de los motores de búsqueda en la Web.

Tráfico Orgánico por Redes Sociales:

También gratuito, este tipo de Tráfico Orgánico se logra con la presencia activa de tu empresa y/o contenido en las diversas redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, Youtube…). Para su éxito, es de vital importancia lograr la difusión y masificación del contenido entre la gran población existente en las redes sociales.

En la actualidad, existen diversas formas de Tráfico Pago, sin embargo, tenemos 3 métodos que son más populares y por ende, vamos a repasar a continuación. Entre esos métodos tenemos:

Costo por Clic (CPC):

Es un método pago que como su nombre lo dice, el propietario le paga al buscador que posiciona su anuncio por cada clic que hace una persona en dicho anuncio.

Costo por Impresión (CPI):

Luego de publicar el anuncio en una página web o red social, el anunciador paga cada vez que alguien ve la propaganda de su anuncio, sin importar si la persona hace clic en el. Este se hace dependiendo del tipo de anuncio que se desea mostrar. Normalmente es mucho más económico que el costo por clic.

Costo por Acción (CPA):

El anunciador paga, dependiendo del logro de un objetivo como por ejemplo el registro del usuario en su página, la obtención de un correo electrónico, un número de teléfono o por concretar una venta, según sea el objetivo que considere, le traerá mayores beneficios.

Luego de repasar detenidamente la diferencia entre el Tráfico Orgánico y el Tráfico Pago, podemos llegar a conclusión de que la escogencia de un tipo o de ambos a la vez, dependerá de los objetivos que quieras conseguir, del tiempo que estas dispuesto a invertir, así como también de tu disponibilidad económica para fomentar uno u otro tipo de tráfico en tus anuncios.

Hay que resaltar, que sea cual sea el tipo de Tráfico escogido, lo importante es lograr de alguna u forma la masificación del contenido que deseas dar a conocer.